Bienvenidos al Foro del *Clan [AxS]

Todos juntos Podemos más..*Clan [AxS]
 
ÍndicePortalFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 El Top Five de River campeón (Parte 4)

Ir abajo 
AutorMensaje
Marchegeck
Admin
Admin
avatar

Masculino Cantidad de envíos : 153
Edad : 30
Localización : Argentina,Entre Rios, Concordia
Fecha de inscripción : 25/04/2008

MensajeTema: El Top Five de River campeón (Parte 4)   Lun Jun 09 2008, 20:11

La 33a consagración millonaria
Varios capítulos para explicar la increíble metamorfosis del plantel
Estuvo de rodillas, pero River se reinventó hasta la coronación; tras superar un fuerte rechazo popular, luego se impulsó en su amor propio.



River lo hizo. Con la vuelta olímpica derribó mitos, desafió las normas que rigen a la patria futbolera. Con la consagración, terminó con antiguos esquemas y doctrinas que los planteles del fútbol vernáculo debían cumplimentar para ser campeones. Como pocos equipos, padeció innumerables vaivenes en la campaña que le devolvió la gloria. Ni los éxitos de las primeras fechas permitieron construir la historia con tranquilidad, porque siempre existieron resquemores y críticas para el campeón. Estuvo caído, de rodillas, casi abatido, pero renació con temple y vergüenza. Apeló al amor propio para levantarse, reponerse y conseguir el anhelado título.

El peso propio de los nombres y la fulgurante aparición de Matías Abelairas fue suficiente para imponerse sobre Gimnasia y Esgrima, de Jujuy, en el estreno oficial del ciclo de Simeone. El triunfo, sin embargo, no tapó las dudas que asaltaron al equipo, y la inquietud se acrecentó con el empate sin goles frente a Newell’s, en Rosario.

El partido con San Lorenzo, en el Monumental, se constituyó en la primera prueba de fuego. Las presencias de Ramón Díaz y Andrés D’Alessandro en el conjunto del Bajo Flores fueron condimentos adicionales para el clásico. Y River respondió. Fueron sus ganas, más que el repertorio futbolístico, las señales de progreso que establecieron las diferencias. Y si el Ciclón fue el primer punto para que apareciera el carácter del equipo, la visita a Estudiantes fue el examen para la entereza del entrenador. La ruptura del contrato vigente entre el Cholo y la entidad de La Plata generó un clima hostil. Los hinchas le hicieron sentir toda su furia, fue una jornada de rencores, traiciones y desamores, a la que el DT respondió con diplomacia.

El empate frente al desorientado Racing provocó un retroceso en la construcción de la identidad. Las sucesivas rotaciones, la ausencia de un conductor natural –esa tarde en Avellaneda se lesionó Ortega, el futbolista más claro en esas seis fechas del certamen–, y los pobres rendimientos individuales –decisivos para sostener el buen paso y el invicto– sembraron dudas. Pero como muestra de la irregularidad que invadía a la formación –los rivales no estaban indemnes a ello– River forjó ante Vélez la actuación más convicente. En Liniers, ofreció una imagen renovada, más prometedora. Agradable a los ojos y redituable desde el punto de vista del resultado, una combinación que aún no había expuesto.

Por entonces, River y Boca compartían la cima de la tabla, y el éxito sobre Vélez retempló el ánimo. Pero la recaída de Ortega en su adicción al alcohol trastocó la tranquilidad adquirida. Fue el primer foco de conflicto con el que debió lidiar Simeone, fue un motivo que encendió las futuras divisiones en la relación del grupo.

Carrizo, Buonanotte y Ahumada sostuvieron la serie sin derrotas frente a Arsenal, Lanús y Tigre. Lejos de gustar y golear, el equipo argumentaba su paso arrollador con resultados. La paz interior contrastaba con la feroz interna por el poder de la barrabrava. Otro núcleo de problemas que salpicaba a los dirigentes y perturbaba a los jugadores.

El viaje a Rosario se constituyó en un obstáculo insalvable. La caída ante Central lo dejó vacío desde las estadísticas: sin invicto, sin la serie de cuatro éxitos consecutivos, y con Carrizo sufriendo un gol luego de 597 minutos. También, perdió orden y equilibrio, y enseñó escasez de espíritu para sobreponerse a la adversidad. Otra vez, el ambicioso proceso retrocedía.

El traspié en el superclásico y la eliminación de la Copa Santander Libertadores en el breve lapso de cuatro días rompieron el equilibrio. Se acentuaron las diferencias internas y las polémicas. El Monumental fue el escenario donde los hinchas desaprobaron con cánticos y banderas a los jugadores y la gestión del presidente José María Aguilar. El mayor destrato se evidenció con los granos de maíz que un grupo de simpatizantes le arrojó a los futbolistas. Los ánimos entre las partes se exacerbaron, y Ahumada, con sus polémicas declaraciones –"cuando San Lorenzo hizo el 2 a 1, el estadio se enmudeció" y "ganando 2 a 0 en la cancha de Boca, la gente de ellos se nos caía encima"–, reavivó el fuego con la gente, promovió un malestar en el grupo, y con la amenaza de divulgar ciertas irregularidades en algunos pases enojó a los dirigentes.

Los referentes del plantel le dieron la espalda a Ortega, debido a actitudes del jujeño que no favorecían a la vida interna. Las versiones llegaron a los oídos de Simeone y de Aguilar, que buscaron descomprimir la situación. Una cumbre entre los integrantes del plantel antes del cotejo con Independiente sirvió de pacto para sellar el objetivo, aunque Ahumada y Ortega quedaron expuestos. En la intimidad, la mayoría reconocía las diferencias, pero frente a la prensa todos las negaban.

En ese ambiente de inestabilidad, River encaró la recta final. Pocos confiaban en la capacidad de reacción, en la posibilidad de revertir la coyuntura. Pero el grupo se evidenció firme en el propósito, se despojó de las desavenencias y, con los éxitos sobre Huracán y Colón, más la declinación que mostró Estudiantes, le dio forma a una historia singular, que quemó los viejos libretos acerca de la convivencia y el juego que un equipo debe ostentar para consagrarse campeón.

11 goles en contra tiene hasta aquí River, una cifra que le permite a Carrizo lucir la valla menos vencida del torneo Clausura.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://clan-axs.superforo.net
 
El Top Five de River campeón (Parte 4)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Foto del Día
» ¿Qué es lo que aparece en la parte superior de la web?
» Las sumas no remunerativas más cerca de formar parte del salario
» Remolcador 13 de marzo Parte 1
» Passarella ganó en River y complicó el paso a la política de Werthein

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Bienvenidos al Foro del *Clan [AxS] :: Off Topic :: Deportes-
Cambiar a: